Meditar es cultivar nuevas cualidades y cultivar nuevas formas de ser. Jon Kabat-Zinn

Mindfulness es para mi una medicina, un encuentro conmigo, con mi parte más esencial y profunda, un viaje hacia el interior. Lo llevo practicando los últimos años.

Como díce Jon Kabat-Zinn, creador de Mindfulness “La meditación es, simultáneamente, la actividad más sencilla del mundo porque no supone nada especial que hacer ni lugar alguno al que ir y la más compleja porque nuestro hábito de distracción está tan arraigado que resulta muy difícil que nuestra conciencia lo vea y lo desmantele”.

Mindfulness de alguna manera es meditar, es desarrollar el “músculo de la atención”, es en definitiva iniciar un camino de retorno al origen, un intento de ir más allá, trascender nuestros límites para ir allí donde está nuestra primera y última libertad. Es el momento más sagrado del día para traspasar el misterio de nosotros mismos y acariciar la presencia de lo oculto.

Se trata de integrar esta práctica en nuestro cotidiano, en cada situación, desde el momento de la comida hasta en la conversación con una amiga.

Mi práctica y mis clases se basan en los siguientes principios:

Rescatar un estado que llevamos dentro, una conexión con nuestro interior.

Poderlo reconocer e incorporarlo como un hábito de vida, adaptándolo a las necesidades de cada persona

Vivenciarlo desde un proceso de aprendizaje basado en el disfrute y no desde la obligación